19 sept. 2020
...

Paraguay: el gobierno argentino pide esclarecer la muerte de dos niñas en operativo del ejército paraguayo



Gobierno confirma identidades de niñas fallecidas en operativo del EPP



El embajador paraguayo en Argentina, Julio César Vera, manifestó este viernes en conversación con Radio Monumental 1080 AM que las niñas fallecidas durante el operativo contra el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) fueron criadas en la ciudad de Puerto Rico, Misiones, en Argentina, con la familia Villalba.

“Efectivamente se verificó la identidad de las dos menores. De hecho, la Policía paraguaya no tenía datos porque no tenían documento de identidad paraguayo y son personas que fueron inscriptas en la ciudad de Clorinda y son de nacionalidad argentina”, expresó.

Lea más: “Niñas de 11 años fueron ejecutadas por el Gobierno”, denuncia abogada

Al ser consultado si es posible confirmar las edades, respondió que existe “toda una incógnita” porque, aparentemente, “de acuerdo a la versión que manejan”, las menores fueron inscriptas en la ciudad de Clorinda cuando ya tenían 3 a 4 años.

“Fueron inscriptas en Clorinda, se criaron en la Provincia de Misiones, Argentina, y con posterioridad se incorporaron a esa columna armada, pero a ciencia cierta no puedo dar fe de que haya acontecido así, pero esa es la información que dispongo de parte de ciertas autoridades, que fueron inscriptas cuando tenían 3 a 4 años”, relató el diplomático.

“Lo que no puedo comprobar ni dar fe es de que hayan sido inscriptas cuando tenían 3 a 4 años, eso a mí no me consta”, añadió

Al ser consultado de dónde salió la versión de que habrían sido inscriptas años después de nacer, el embajador dijo “que la versión sale de organismos de seguridad paraguayos”.

El caso

Las dos menores fallecieron el miércoles pasado en dos enfrentamientos registrados entre la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en la estancia Paraíso, ubicada en Yby Yaú, Departamento de Concepción.

Genoveva Oviedo Brítez, hermana de Alcides Oviedo, uno de los líderes del EPP, también aseguró que las fallecidas son hijas de los miembros del grupo criminal y que han sido ejecutadas y vestidas con las ropas camufladas por miembros de la FTC.

La mujer manifestó que las menores tienen 11 y 12 años, que tuvieron que salir de su patria de nacimiento y adoptar otra nacionalidad para huir de la persecución. Estuvieron al momento del enfrentamiento porque quisieron estar con sus “perseguidos padres” para festejar un cumpleaños y que fueron asesinadas.

Por su parte, la abogada Daisy Irala aseguró que las dos personas fallecidas son niñas de 11 años y que una de ellas estaba por cumplir 12 años el próximo octubre.

Manifestó que una de ellas es hija de la abogada Myriam Villalba, quien este jueves se comunicó con ella contándole el fallecimiento de las dos niñas.

La abogada afirmó que desean recuperar los cuerpos de las niñas fallecidas, quienes fueron enterradas en menos de dos horas, luego de haber sido retirados sus cuerpos de la estancia donde se produjeron los enfrentamientos.

El ministro de Asuntos Internacionales, Federico González Franco, aseguró este viernes que a pesar de la muerte de dos niñas, los resultados del “golpe” que se dio al EPP en Yby Yaú son positivos. Responsabilizó a los padres de las menores por haberlas colocado en la línea de batalla y entregarles armas.

Ante la consulta sobre lo que pudo hacer el Gobierno para proteger a las menores, el representante del Ejecutivo aseguró que “fueron los propios padres de las niñas los que les pusieron en ese lugar, les entregaron armas, les pusieron uniformes y les colocaron en un punto de vigía, para confrontarse con las fuerzas de seguridad”.

Respecto a las edades y nacionalidad de las niñas fallecidas, el portavoz del Gobierno insistió en que datos de inteligencia señalan que ambas nacieron en el monte y posteriormente fueron llevadas hasta la Argentina, donde sus familiares les consiguieron documentación.

El ministro de Asuntos Internacionales aseguró que los exámenes forenses indican que las menores tienen más de 11 años de edad, contrariando a lo que alegan los familiares.

Última Hora

El Gobierno argentino demanda al Gobierno paraguayo el esclarecimiento y la identificación de responsables por la muerte de dos ciudadanas argentinas de once años de edad.

El Gobierno de Paraguay ha emitido un comunicado indicando que en un enfrentamiento de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) el pasado 2 de septiembre, habría constatado que fueron abatidas dos menores de edad de sexo femenino, involucrándolas en un operativo contra una “organización criminal”. Por su parte, en conferencia de prensa, la Fiscalía Antisecuestros paraguaya atribuye edades de adolescentes a las mismas. No es posible aceptar que no hayan advertido, quienes fueron testigos de los hechos acontecidos, la escasa edad de las niñas.

Al respecto, se deja constancia que las autoridades paraguayas solicitaron la cooperación argentina ante la imposibilidad de identificar a las víctimas y que, con base en información dactiloscópica recibida desde ese país, cuerpos forenses argentinos pudieron verificar que no existían antecedentes en el Sistema Automático de Huellas Dactilares argentino pero que, al consultarse el Registro Nacional de las Personas (RENAPER), fue posible determinar que las fallecidas son dos menores de nacionalidad argentina, nacidas el 29 de octubre de 2008 y el 5 de febrero de 2009, por tanto ambas de once de años de edad.

Se mantienen contactos con las autoridades paraguayas a efectos de esclarecer las circunstancias en que se produjeron los decesos y se han iniciado los trámites consulares pertinentes. Hasta tanto se aclaren las circunstancias de estos lamentables fallecimientos, sobre la base de evidencias, se considera incorrecto hacer apreciaciones prematuras.

Por tanto, rechazamos de la manera más enérgica las expresiones injustificadas del General Héctor Grau como Comandante de la FTC, adjudicando a la Argentina haberse convertido en una “guardería de soldados del Ejército del Pueblo Paraguayo”, así como toda otra manifestación que busque encubrir responsabilidades.

El Gobierno argentino ya ha protestado formalmente ante las autoridades paraguayas por esta absurda acusación y confiamos en contar con la colaboración del gobierno paraguayo para esclarecer los hechos e identificar responsabilidades.

Cancillería Argentina

“Cuesta mucho creer que una niña de 11 años pueda disparar”

El senador Hugo Richer (Frente Guasu) cuestionó la forma en que se efectuó el operativo en el norte del país y la reacción del presidente Mario Abdo Benítez. Además expresó su desconfianza hacia cómo fue realmente el trabajo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC).

En entrevista con la radio Universo 970 AM, el legislador luguista se preguntó cómo fue realmente el operativo en el cual resultaron víctimas fatales dos menores de edad que supuestamente fueron reclutadas por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

“¿Las niñas realmente estaban uniformadas o estaban ocasionalmente en el lugar? Esta segunda es la información que nosotros tenemos y se debe confirmar eso. Esto puede ser un hecho grave para el Estado paraguayo. Me cuesta mucho creer que una niña de 11 años pueda disparar. Además que el uniforme que tenía no esté ensangrentado”, argumentó el político.

Richer aclaró que con lo anterior no justifica de ninguna manera la presencia de menores en filas de grupos guerrilleros.

El congresista además tildó de chambonada la rauda ida del presidente Mario Abdo Benítez al norte del país tras conocerse la información de la primera baja. En ese entonces se mencionaba que podría haber sido Magna Meza, sin embargo, horas después ese dato fue descartado.

“El comandante en jefe confunde su rol, le pasaron el dato de que probablemente era Magna Meza. Este señor se marchó al norte. En el avión le pasaron la noticia de que no era ella. Fue una chambonada. Demuestra una vez más la improvisación, la ausencia de trabajo de inteligencia. El operativo cuesta mucha plata”, refirió.

A su vez, el Gral. Héctor Grau, de la FTC, rechazó las versiones que surgieron en torno al asesinato de las dos niñas que fueron reclutadas por el EPP. Dijo que es una aberración decir que fueron ajusticiadas, y una patraña hacer referencia a que los uniformes de ambas no estén ensangrentados.

Noticiero Paraguay

Codehupy habla de posible “crimen de Estado” en muerte de niñas reclutas del EPP

La Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) condenó este viernes la muerte de dos adolescentes durante la acción militar contra miembros del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y agregó que los hechos “presentan características inquietantes de un nuevo crimen de Estado”.

Las jóvenes murieron el miércoles en dos choques armados cuando se encontraban junto a los criminales en un campamento del EPP en el norteño departamento de Concepción.

El Gobierno mantiene que ambas hicieron uso de sus armas ante la aparición de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), el cuerpo creado hace años para combatir al EPP.

Para la Codehupy, los sucesos “al igual que otros también protagonizados por la Fuerza de Tarea Conjunta en el pasado, presentan características inquietantes de un nuevo crimen de Estado”.

La ONG agregó que esta vez se presenta a dos adolescentes como “partícipes de un supuesto enfrentamiento armado”, al tiempo que denunció que los cuerpos fueron enterrados el mismo día del enfrentamiento.

”Además de lo criminal del operativo, resulta inexplicable el apresuramiento por sepultar los cuerpos antes que sean identificados y entregados a sus familiares”, resalta, al tiempo de señalar que “pareciera existir premura por intentar borrar evidencias del terrible suceso”.

Las autoridades paraguayas no han confirmado la identidad de las dos jóvenes, que según el Gobierno tendrían entre 15 y 17 años. Sin embargo, familiares de líderes del EPP dijeron a los medios que eran hijas de algunos jefes criminales y que tenían 11 años.

El Gral. Héctor Grau, de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), reconoció que las patrullas que realizaron el contacto con el EPP no tenían ningún artefacto de grabación durante la operación. Señaló que se hace difícil operar con aparatos tecnológicos en un terreno selvático; sin embargo, en operaciones anteriores ya se lograron las grabaciones a través de cámaras especiales.

La Codehupy repudió además “el acento triunfalista del Gobierno en relación con un hecho que está más cerca de ser caracterizado como terrorismo de Estado, que como un logro en materia de seguridad”.

Asimismo, la ONG, que agrupa a organismos de derechos humanos del país, consideró que “es el momento de abrir nuevamente el debate sobre la institucional modificación de Ley de Defensa Nacional”, de la que nació la FTC.

La Codehupy cuestiona la existencia legal de la FTC, órgano mixto de militares y policías creado en 2013 para perseguir al EPP, al considerar que las Fuerzas Armadas no están autorizadas por la Constitución a labores de la seguridad interna.

El EPP fue creado en 2008 a partir del extraparlamentario y ahora desaparecido partido de izquierda Patria Libre.

Las autoridades señalan que el EPP se financia con secuestros y extorsiones a productores agropecuarios de Concepción, el departamento donde opera.

abc


4 sept. 2020, by: FM 98.3

CONTENIDOS MULTIMEDIAS





add_one
add_one
add_one
add_one
add_one