19 sept. 2020
...

Juez Federal de Reconquista levantó el secreto bancario, fiscal y bursátil en la causa VICENTIN



El Dr. Aldo Aluralde resolvió, en las últimas horas levantar los secretos bancario, fiscal y bursátil de la empresa Vicentín en medio de la investigación por lavado de activos.


La empresa Vicentín tiene varios frentes judiciales abiertos y lo más sensible pasa por la Justicia Federal que en este momento tiene investigaciones abiertas para determinar si no hubo lavado de activos y evasión por parte de los directivos de la firma.


El Fiscal Roberto Salúm está dando los primeros pasos en la investigación y comienza esta semana a enviar oficios, literalmente, a todo el mundo. Deberá buscar la ruta del dinero que están reclamando los acreedores de Vicentín.


Uno de los pedidos que realizó Salum a la hora de comenzar a investigar una serie de denuncias que le llegaron a sus manos es el levantamiento de los secretos bancario, fiscal y bursátil. La resolución fue tomada ya esta semana por el Juez Aldo Alurralde, que este miércoles remite nuevamente el expediente a la fiscalía junto a la resolución que le permitirá al Fiscal acceder a información sobre los movimientos de activos de la empresa.


Secreto financiero

Las entidades comprendidas en la Ley de Entidades Financieras no pueden revelar las operaciones pasivas que realicen.


El personal de las entidades financieras debe guardar absoluta reserva sobre todas las informaciones que lleguen a su conocimiento.


La denuncia que investiga Salum

La nueva denuncia, que ahora se tramita en la Fiscalía Federal de Reconquista que tiene a su cargo el Dr. Roberto Salúm, comenzó a investigar una denuncia realizada por el Estudio Mayano y Asociados. Este estudio jurídico es una firma de abogados internacional que tiene oficinas en Buenos Aires, Asunción y cuenta con alianzas de otros abogados en Nueva York, Londres, Islas Cayman, Islas Vírgenes Británicas y Bermudas.


Los denunciantes, que representan a empresas que tienen acreencias con Vicentín, son especialistas en casos de insolvencias transnacionales, con perfil de rastreo y recupero de activos en jurisdicciones offshore de habla inglesa. Son considerados en el mundo del derecho como “sabuesos” que buscan activos y sociedades en paraísos fiscales.


Los denunciantes cuentan que comenzaron con la investigación en diciembre de 2019 “centrados en la existencia de sociedades offshore a nombre de los Directores y accionistas principales del Grupo Vicentín S.A. en diversas jurisdicciones que incluyen Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Paraguay y los Estados Unidos de América”.


“Hemos determinado la existencia, más allá de las sociedades argentinas identificadas como Grupo Vicentín, varias sociedades comerciales extranjeras, cuyo control accionario o Directivo está directamente relacionado con el Grupo Vicentín”, reza parte de la denuncia que ahora está en manos de Salúm y a la que accedió ReconquistaSF.com.ar en exclusiva, en contacto con el estudio jurídico denunciante.


Una de las primeras sociedades mencionadas es Vicentín Paraguay S.A. cn oficinas en la ciudad de Asunción, con activos desconocidos, cuyos Directivos son el Sr. Gustavo Nardelli y el Sr. Alberto Padoán, conforme ellos mismos se presentaban en jurisdicción paraguaya. Vicentín Paraguay es miembro de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadoras de Cereales y Oleaginosas, según dicha cámara informa, la empresa Vicentín Paraguay exportaba la suma promedio de 180 millones de dólares.


La denuncia destaca que “las exportaciones agropecuarias en jurisdicción paraguaya, no tributan impuestos especiales (retención a las exportaciones agropecuarias), y están exentas del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) como forma de promover las exportaciones. Solo pagaría el tributo Impuesto a la Renta sobre las utilidades obtenidas. De un informe obtenido de la Secretaría de Estado de Tributación, Vicentín Paraguay no integra la lista de los primeros quinientos contribuyentes al fisco, pese al volumen exportado, por las razones esgrimidas.


En la investigación que realiza el estudio jurídico Moyano dice que “no existe a la actualidad informe sobre existencia de activos de Vicentín Paraguay S.A. Entendemos que las oficinas eran mínimas con la dotación de máximo seis personas. A través del relato de testigos, se ha determinado que Vicentín Paraguay S.A. funcionaba más como una empresa de corretaje agropecuario (broker), que de producción. Tenemos relatos de que las oficinas de Vicentín PAraguay S.A. prácticamente están cerradas desde noviembre de 2019, y que los empleados remanentes prácticamente no reciben instrucciones por parte de sus Directivos. En declaraciones hechas por el Sr. José Berea de fecha 14 de Febrero de 2020, el propio manifiesta que las actividades comerciales se han reducido al mínimo”.


Vicentín Paraguay es accionista y controlante de Renova

Los denunciantes también cuentan que la empresa Vicentín Paraguay es dueña de Renova, la planta más deseada del grupo Vicentín por su capacidad de producción de biocombustibles que la convierte en la más grande del planeta. Vicentín Paraguay es controlante de Renova en sociedad con Oleaginosa Moreno e Hijos, cuyo controlante es Glencore Finance Bermudas INC, de la jurisdicción de Bermudas, British Overseas Territory.


La venta de Renova

Según informa Glencore y la propia Vicentín S.A. el 2 de dicimebre de 2019, Vicentín SA (en realidad Vicentín Paraguay SA) vendió el porcentaje de 16,67% de sus acciones a Oleaginosas Moreno e Hijos (Glencore), a través de una empresa controlada llamada RENAISCO B.V., porla suma de 123 millones de dólares. Nadie hasta el momento conoce el destino final de esa transacción y el lugar en que se realizó, pero claramente no tuvo lugar en Paraguay. Los “sabuesos” obtuvieron información de que parte de esos fondos fueron acreditados en cuentas pertenecientes a Vicentín Paraguay SA en el Banco BASA en Paraguay (ex Banco Amambay).


Los abogados ya iniciaron acciones penales contra Vicentín Paraguay en los tribunales del país vecino y están a la espera de movimientos entre los que se destacan allanamientos, investigaciones y embargos.


NACADIE SA Uruguay

Pocas veces se ha mencionado a Nacadie como empresa vinculada a Vicentín y la mayoría de las informaciones vinculadas al grupo no cuentan con este nombre entre las sociedades creadas por los directivos de la firma. Sin embargo los abogados que están siguiendo los pasos de Vicentín y aportando datos a la Fiscalía lograron encontrar este nombre no sin algo de esfuerzo.

IJG TOF BV accionó penalmente contra Algodonera Avellaneda SA y otros en el año 2017 en el Juzgado Nacional en lo Comercial 31. En ese proceso judicial surgió que IJG TOF BV sería una entidad financiera que auxilió al Grupo Vicentín en el año 2015 y frente al incumplimiento de Vicentín accionaron judicialmente en el país.


La financiera logró fallo favorable y se embargaron cuentas del Grupo Vicentín que estaban asentadas en la sucursal Avellaneda del Banco Nación. Allí aparece por primera vez el nombre de Nacadie Comercial S.A. Uruguay.


IJG TOF BV es a su vez controlada por un Fondo de Inversión extranjero que auxilia financieramente a empresas de economía emergentes. Este fondo está bajo el régimen de oferta pública en los Estados Unidos de América. A tal respecto, presentó informes a la Comisión Nacional de Valores de dicha jurisdicción (Securities and Exchange Commission), y allí informa que auxilió financieramente a sociedades del Grupo Vicentín, entre las que figuran Vicentín SA, Algodonera Avellaneda SA y Friar SA. Y la conección con Nacadie es que esta empresa radicada en Uruguay es la que salió de garante de dichos préstamos.


Ahora bien, eso no alcanza para demostrar que Nacadie es una empresa del Grupo Vicentín y es por eso que los abogados van más allá y lograron determinar que Nacadie Comercial SA está radicada en Ruta 8 Km 17.500 Edificio 200 Of. 20008/10, Zona Franca, Montevideo. Ni siquiera estos abogados lograron encontrar la nómina de accionistas y directores de esta firma pero sí llegaron al nombre del apoderado de la empresa. Se trata de Patricio María Coghlan, que es un Contador radicado en Buenos Aires.


Coghlan es a su vez Director, juto a Máximo Javier Padoan, Gustavo Nardelli , Pablo Montaron Estrada, entre otros, de la sociedad ENAV SA, radicada en Mendoza y que se encuentra identificada como integrante del Grupo Vicentín.


Además, Patricio Coghlan, en representación de Nacadie Comercial SA Uruguay constituyó una sociedad anónima denominada Nacadie Comercial SA en la República Argentina. Esta empresa tiene el domicilio en BV. Irigoyen 298 de la ciudad de Reconquista, Santa Fe. Allí está ubicado en FRIAR, empresa controlada por Vicentín. Esta empresa nace el 9 de septiembre de 2019, solo meses antes de que comience el default de la empresa.


Coghlan es a su vez Director de otra compañía que tiene jurisdicción en Panamá: Swaas Internacional Corporation, que sería la empresa controlante de Nacadie Comercial SA Uruguay.

La denuncia también hace mención a que el 1 de julio de 2005 se constituyó en la República de Panamá la sociedad Nacadie Comercial SA Panamá cuyos directores son dos abogados panameños: Asterio Caballero Ibarra y Oriel Francisco Kennion. Estos abogados figuran en varias causas penales en la República Argentina por ser partícipes de delitos vinculados al lavado de activos. Una de estas causas es la que está vinculada a la familia del Diputado Nacional Facundo Garretón del PRO.


De un informe realizado en Uruguay surge un importante movimiento financiero entre Nacadie Comercial SA Uruguay y la jurisdicción panameña.


Los abogados destacan que “de los informes vertidos por el Grupo Vicentín a la Bolsa de Cereales de Rosario, al Tribunal Arbitral de dicha entidad, por ante el Juzgado Comercial Interviniente en el Concurso Preventivo de Vicentín SA, de informaciones vertidas a los diversos fideicomisos emitidos, y por último ante la información corporativa vertida en su página web, nunca fue admitida como perteneciente al Grupo Económico la sociedad Nacadie SA, ni en Panamá, ni en Argentina, ni en Uruguay.


Venta de Tastil SA

De los registros de Vicentín SAIC surge que en noviembre de 2019 Vicentín SAIC dispuso la venta de Tastil SA, empresa controlada del Grupo Vicentín, a una sociedad uruguaya denominada LOSAGOR SA. Esa sociedad fue constituida un mes antes, en los Registros de Sociedad des de Uruguay. La transacción fue por un momento de 1,6 millones de dólares, y el domicilio de la sociedad compradora es el de Global Family Advisors SA, una entidad uruguaya especializada en administración patrimonial y creación de fideicomisos.


Los bancos internacionales

Los abogados cuentan que están en permanente contacto con las firmas Norton, Rose y Fullbright US LLP de la ciudad de Nueva York, que representan el Comité Directivo en representación del grupo de bancos acreedores de Vicentín SAIC, que iniciaron un proceso de discovery ante la Corte de Distrito Sur de Manhatan, NY, USA. Dicho reclamo judicial tiene por objetivo obtener todo registro bancario y financiero en dicha jurisdicción respecto de Vicentín SAIC y empresas vinculadas. El Comité inició dicho reclamo, atento al silencio de Vicentín a dichos requerimientos de los acreedores, y atento a que incumplió no solo en las condiciones de préstamo, sino en el deber de informar respecto de las modificaciones respecto a su situación financiera y patrimonial. Este Comité Directivo recibió un informe de Vicentín SAIC en Abril de 2019 que indicaban que sus parámetros financieros eran normales. El 8 de Julio se presentó un nuevo “motion for discovery“contra los Sres. Directores de Vicentín SAIC y empresas vinculadas, en la inteligencia de que existen desvios de fondos a cuentas particulares de estos accionistas y Directivos de cuentas en Nueva York, a cuentas en otras jurisdicciones, en especial a jurisdicciones offshore.


También los abogados hablaron con el Banco Internacional de Costa Rica, a través de sus directivos, que han informado que “existe relación bancaria entre Vicentín SAIC y empresas vinculadas, y el Banco, pero con sede en la República de Panama”, además agregan que “Vicentín SAIC es deudora de dicha entidad en 1,5 millones de dólares”.


Kerdale Investments Corp. de Islas Vírgenes Británicas

Los abogados también se tomaron el trabajo de investigar al grupo familiar del Directorio de Vicentín SAIC y surge la existencia de una Sociedad en Islas Vírgenes Británicas llamada Kerdale Investmets Corp., constituida en el año 2012 por el Estudio Mossack y Fonseca, a pedid de un estudio contable uruguayo llamado Selio Zak Elberg. Dicha sociedad está integrada por Maximiliano Nardelli (hijo de Sergio Nardelli) y Habib Miguel Abraham, un ciudadano argentino, que comparte sociedades con el Sr. Maximiliano Nardelli y otros miembros de la familia Nardelli, en especial Labutte SRL y Compañía General de Combustible SRL, ambas sociedades establecidas en la provincia de Santa Fe.


Hasta el momento no está del todo claro si Kerdale tiene alguna vinculación concreta con el Grupo Vicentín pero es algo que se está rastreando intensamente por estos días.


Otras sociedades

Otra empresa que surge de la investigación a los directivos de Vicentín es Yule International Corporation, una empresa inscripta en el año 1986, cuyo Director es Alberto Julián Macua quien asumió ese rol el 31 de marzo de 2018. Funjuice International Corp, donde Gustavo Cesar Juri y Pablo Montaron Estrada son directores desde el año 2019, todos miembros del Directorio de Vicentín SAIC. Si bien Funjuice International Corp. es una sociedad constituida en el año 1986, lo cierto es que ambos directores vinculados a Vicentín asumieron en el año 2019, y en el caso de Pablo Montarón Estrada, el 4 de septiembre de 2019.


Además la denuncia menciona sociedades radicadas en Miami, Florida, por algunos integrantes de la familia Vicentín que aún están en investigación.

11 sept. 2020, by: FM 98.3

CONTENIDOS MULTIMEDIAS





add_one
add_one
add_one
add_one
add_one